domingo, 21 de febrero de 2016

A la final... En vida misma te matan. O te matas. Sin armas. Ni sangre ni granadas. Te mata el olvido de lo que te hacía sentir completamente vivo.

No hay comentarios: