domingo, 7 de diciembre de 2008

Se te acabó la magia

Hoy ya no eres tú… Te esfumaste… andas perdida en una vida tonta, absurda, llena de excesos…
Te perdiste de mis manos y de lo que yo conocía.
Te llenaste de vicios de piel, de tantos vacíos. Estás tan vacía y no te das cuenta. Te llenaste de nada… de absolutamente nada…

Caminas los pasos de no sé quién…
Entierras las sonrisas, entierras las frases que sí valen la pena…
No existes más allá de un maldito apodo… de un estado fugaz, de un cuerpo embriagado que de vez en cuando te juega trampas…
Entregas tu boca y tus manos al primer postor…
Entregas tu cuerpo… sin más que la posibilidad de pasar un buen rato…
Está vacía tu cama? Tu alma? Tu cuerpo? Tu cajita de recuerdos? De Buenos recuerdos?

Eres tan… fácil.
Es tan absurdo eso…
Te regocijas en la mala fama… en las copas, en el sexo sinQuerer… en las palabras que te llenan el ego, en los bailes en los que no sientes que se te va la vida, sino que solo excitan. Perdiste la magia. Créeme. Yo ya no la veo. Te perdiste a ti misma hace tiempo… y te buscas en palabras y en camas que ni te tocan… te perdiste en el intento de formar algo bueno… te perdiste en el mal amar, te perdiste en tantas partes que ya ni te buscas… y cometes el error de encontrarte en una imagen de cartón que tienen de ti. Porque así te ven… un papel marchito y gastado… usado de mil maneras… y nadie te conoce más allá de ese apodo que inventaste y del que te mofas…

Dime quién sabe cómo te gusta el café… Dime quién sabe qué lado de la cama de gusta? Dime quién sabe de tu vida… de tus secretos, de tus sueños, de tu niñez? Dime quién te conoce más allá de esa imagen de cartón…
Por lo que yo he visto, nadie. Nadie de ese mundo triste y desolado. Nadie de ese mundo de mentiras y de sexo triste. Nadie.
Te llena eso? Te complace?


Se te acabó la magia y tú crees que la tienes ahí, en tu mano,
Se te acabó lo que me atrajo cuando te vi...
Se te acabó eso único, eso que abre las bocas..
Se te acabó la magia... ya no está en cartas ni en sombreros... ni en esferos de colores...
ya no la veo en ninguna parte... Se te acabó la magia.

martes, 2 de diciembre de 2008

Cuando están las ganas... pero falta el cuerpo y todo lo demás...

Debería haber más maneras de amar,
más allá de la ternura y el sexo.
Debería existir una manera más en la que pudieras amarme,
para así no notar tus manos ausentes,
tu cuerpo, tu boca, recorriendo todas las partes que me gustan.

Eres el único hombre que me ha hecho vibrar, mientras bailamos,
mientras en tus sábanas nos tocamos.
Eres el único que me conoce, el único que quiero que me haga el amor,
hasta con el silencio del después.

Te extraño tanto,
extraño esa facilidad para despertar todo dentro de mí,
para hacerme cerrar las piernas para no estallar cuando no se puede completar.
Extraño los besos con manos y con lenguas,
con abrazos, con sudor.
Extraño esa manera de cogerme el pelo mientras preguntas si me gusta.
Sí, Sí me gusta, me encanta.
Me fascina todo lo que me haces, me fascina gritar y que sientas cuando voy a terminar,
o a comenzar?

No hay nada más rico que los orgasmos que creas en mi cuerpo...
Tú me pintas, me elevas... me evaporas, me llenas de cosas hermosas.
Quiero sentirte abajo, encima, en todas partes.
Quiero hacer de todo, amarte como yo sé hacerlo, y como sé que te gusta.

No quiero rogarte. Sólo necesito que sepas que me hace falta desnudarme, desnudarte,
que las paredes se caigan y que la gente pregunte.
no me importa qué piensen... mientras les quede claro que somos dos, convirtiéndose en uno.

Natalia.

.... pensar que esto lo escribí cuando aun estabas cerca...
No hay que estar separados para extrañarse...
el amor ausente también existe... y bien de cerca.