domingo, 19 de mayo de 2013

No he visto

De mil maneras...
No te he visto. No me he detenido a observarte. A entender tus mil maneras.

Me acostumbré a estar acostumbrada. Al sonido de algunas palabras. A los dedos entrelazados. A los besos en todas partes.

Es cierto. Me acostumbré a una manera de querer. De hacer. De sentir. 
También sé que no es la única.

Y quiero detenerme en ti. Avanzar un tanto en mí. Me cansé de eso de hacerme la loca y repetir a mil voces que estoy bien.

Lamento si no he visto lo que debo ver contigo. Leerte. Detenerme... y permitirte entrar (sabiendo que yo debo salir).

No sé si es el momento para hablar. No sé en qué verbos moverme. No sé cómo retenernos.

Lo que menos debe costar es la felicidad.

Nat.

No hay comentarios: