miércoles, 18 de mayo de 2011

Quiebre


Hoy quiero bailar sobre todas las letras que no he escrito, ni pronunciado, ni susurrado.
Dejar estelas de telas sobre las tildes, dejar algunas agujas sobre cientos de palabras mudas y discordantes.
Hoy quiero rasgar las vocales y morder las frases y los sumarios.
Me quiero devorar. Quiero devorar todo lo que no ha salido de mi boca y tantas cosas que no salen terminan impregnándose en un beso húmedo y sincero. Hoy necesito bailar sobre tantas palabras roca y vomitar en algún rincón de un poema. Hoy necesito verterme y morderme y sentirme. Necesito bailar estas letras que hace tanto no se componen de alguna manera. Necesito caminarlas y recorrerlas, besarlas, cargarlas y cagarla.
Necesito sobre todo, pegar cada una de sus curvas en la curvatura de mi lengua y de mis ojos, plasmar en cada línea de mis dedos algunos puntos de las íes. Necesito bailar y escribir y escupir tanta estupidez que se viene a ratos y no puede traducirse en ninguna letra. Recorro todas las letras y todos mis ángulos. Recorro con los tobillos algunas O y con las caderas algunas Y. Necesito sentirme y sentirlas. Algo debe salir después de tanto escondite.
Escondidas están las ideas, tímidas de algún quiebre.

No hay comentarios: