lunes, 16 de marzo de 2009

Enrique miró. Vio tristeza, oscuridad, llanto. Preguntó. Nadie respondió. Recogió cabellos, pestañas, piel. Limpió sangre, pesares, llanto. Vio vestiduras rotas, rasgadas. Vio cuerpo maltratado, marchito, pobre, indefenso, pequeño. Comprendió. Vio desaparecer tierna niñez, vio aparecer furia, cavernas, oscuridad, rabia, malestar. Quiso saldar cuentas... Abrazó, consoló, maldijo. Corrió, vislumbró figura masculina, enfermo, asqueroso, oliendo, saboreando, recordando. Llamó, miró fijamente. Ojos cruzados, bocas calladas, silenciadas. Cuerpos tensos, cuerpo débil, cuerpo saciado. Cuerpo fuerte, cuerpo sucio, ensució. Sacó revolver, disparó, disparó, disparó, respiró hondo, hondo, descansó.

Regresó, abrazó, prometió estar cerca, cerca, cuidando, velando, protegiendo, sanando.

Clara miró, ojos grises, aguados, tristes, miró ojos rojos, infierno, caldera, cuentas… sonrió, vio correr sangre. Vestido blanco, rosado, rojo, cerró ojos, cerró corazón, último respiro, última canción.


Natalia Riveros Anzola
Agosto 24 de 2006

No hay comentarios: