jueves, 26 de febrero de 2009


A propósito de... TENEMOS TANTOS ERRORES, PERO SOBRETODO TANTOS MOTIVOS...
No creo que hayas sido un errror... mas bien fuiste y eres un motivo.
Eres mi excusa, mi princesa maldita. Eres la vida que me quiero comer de afán... Eres tanto... y nada.
Casi invisible, intocable... casi inerte.
Eres el motivo...
Tu nombre en canciones,
Tu cuerpo en mis versos,
Tu voz en mis manos,
Mi voz vendida para tocarte...
Tú,
el motivo...
Tú...
Una canción extraviada,
Un color sin punta,
Un satín sin brillo.
Un armario maldito,
Un túnel con luz,
Un tren con camino,
Un suspiro guardado,
Tú, mi motivo.

Y tienes todo de mí y lo sabes...
Y a veces te da por perderte en eso de hace tiempo...
Me encanta cuando de vez en cuando te da la gana de perderte... en MI.
Quédate para que nadie te encuentre. Quédate.


No hay comentarios: