lunes, 16 de febrero de 2009

Hoy vas a ser.

Menos mal existen los colores, los esferos, los marcadores y el papel... para que de esta manera puedas leerme y te alegres un rato en estos días difíciles.
Mira como a lo largo de la historia, de la ciencia y de la vida misma, la transformación ha sido sinónimo ineludible del cambio...
Los mayas e incas, transformaron la piedra para crear estatuas con rasgos humanos, atrayendo así la fertilidad, las buenas cosechas, la lluvia y la prosperidad.
Los egipcios utilizaron miles de piedras y esclavos para crear pirámides, fundieron el oro y lo convirtieron en ornamentación para sus tumbas... porque ellos sí creían en otra vida, vivían esperanzados con un cambio, con un lugar mejor, con reencarnar en un ave libre, en una mariposa de mil colores, o mejor aún, en un ser humano capaz de corregir errores y disfrutar la vida a plenitud.
Los irlandeses, casi 2200 a.C, utilizaron el bronce para hacer figuritas, hacia 3500 a.C los sumerios inventarion el primer sistema de escritura, utilizando arcilla y un punzón para representar palabras o sonidos, dejando marcas con forma de cuña... mira lo que un pedazo de arcilla tallada logró! logró que podamos leer a Cortázar y a Vargas Llosa, a Benedetti, y logras leerme a mi, lo cual es lo mejor!
Hacia el año 600 a.C, el pueblo Nok en Nigeria, utilizó el hierro y terracota para hacer figurillas que tenían la boca ancha, la nariz grande, elaborados peinados y unos ojos que parecían mirarlo todo. El pueblo Nok también hizo puntas de flecha, cuchillos y azadones, todo para progresar.
Usaron las manos, la imaginación y la creatividad para poder generar cambios positivos en sus vidas.
Estos son sólo unos ejemplos históricos. Acuérdate de Cleopatra con sus ojos pintados de negro para impactar, acuérdate de Frida Kahlo y su manera de pintarse para exorcizar el dolor, acuérdate de Simón Bolívar que vivía enfermo de los pulmones y aún así liberó esta nación del yugo español.
Mira las estrellas de mar como recuperan sus puntas si son cortadas, o las lagartijas, a quienes les vuelve a crecer la cola...
Hoy tú eres estrella de mar y lagartija, hoy perteneces al pueblo Nok y vas a hacer figurillas de terracota, hoy te vas a pintar los labios de carmín y vas a sonreir, hoy vas a leer a Cortázar y a Vargas Llosa y a esta sobrina que te ama con todo su corazón. Hoy vas a querer ser una mariposa, un ave, un soplo, un girasol, un suspiro, una vida entera.
Hoy vas a ser.
Hoy vas a ser lo que quieras. No hay reglas... Sólo necesitas ser creativa y pintar tus días de colores vivos, radiantes, y si llueve o se pone gris, nos pides pinceles para ayudarte a pintar.
Hoy tu cuerpo cambia, la imagen en el espejo no será la misma por un tiempo. Rompe los espejos, recuerda la imagen que te gusta, esa que no deja de reirse y a la que le encantan los chocolates.
Pedirás a la vida un tiempo, que te preste decoración... después y mientras tanto, decora tú la vida, llénala de brillo, de oración, de aplausos, de no "rendirse jamás".
Búrlate de la vida, de las mañanas que traigan sorpresas desalentadoras.
Dale una bofetada al dolor y al desaliento. Piensa que aunque tú no veas el sol... él sale todos los días desde tu ventana.
Gánale a Cleopatra, a los mayas, a los incas... Desafía sus transformaciones.
Gánales con la tuya. Yo siempre te veré hermosa.

Te amo.
pd: Que Dios te bendiga.

Natalia Riveros Anzola

No hay comentarios: