miércoles, 11 de febrero de 2009

Escribiendo... lo mío.

Vemos muchas cosas todos los días...
Exigimos mucho de otros cada tanto...
Nos enamoramos pocas veces...
Buscamos tanto en tan pocos...
Pedimos mucho... entregamos poco...
Nos enfríamos... nos congelamos por la dureza de los días...
Pocos se detienen a ver el sol de enero... a acostarse en el verde... a quitarse la vida de encima... lo que pesa, lo que molesta...
A algunos nos cuesta hacer tanto todos los días... empezar proyectos... futuros.
Las letras se vuelven escasas... por lo menos las propias... y comenzamos a escribir para cumplir... sin ningún estímulo cerca del corazón...
por eso... casi siendo las 7 de la noche quise empezar... retomar lo más cercano al corazón.
MIS LETRAS.

Hoy entendí que amamos de la manera en que lo hacemos, porque nadie nos enseñó una diferente....
Comprendí que el amor se nos fue yendo de las manos porque lo desciframos... y amor que se define, deja de serlo. O no te parece?
Negarlo, usarlo, besarlo, quererlo... sentirlo...
Qué por qué sentimos? Qué qué va a pasar después?...
Lo hablamos con otros... nos pusimos en tela de juicio... y dejamos que el mundo lo viera, lo oliera, lo viciara.
Lo definimos.
O eso creo...
Intentamos... pero hasta el intento mató la magia... eso que era solo nuestro.

No quiero pensar que el amor es un juego en el que siempre se pierde....
No quiero escribir más sobre amor... necesito un tema más interesante... pero qué?
Qué despierta tanto? Qué ha generado guerras? Qué ha generado las mejores obras? Qué hace de tu vida y la mía algo mejor... algo que vale la pena? ... si... el amor.

Y si me preguntas qué pienso... hoy no pienso nada...
Tengo mil imagenes en la cabeza... recorriendome el cuerpo, la vida misma...

Hoy me vine caminando hasta mi casa... la recesión económica si se siente... y más siendo universitario....
Pero ... tal vez fue mas bien una excusa para pensarme... o para dejar de pensarme y ver la vida de otros... agudizar los ojos...
Ver las calles sucias...
cambiar de acera...
caminar detrás de un niño que saltaba los charcos y reía, brincaba... y miraba a su papá ... como cuando uno lo miraba cmo algo grande...grandísimo.
Ambulancias, indigentes, suciedad, suciedad...
gente afanada, en mi mente unas palabras suyas...
recreando el ejercicio de querer escribirlo todo... de mirar con la intención de tener material para escribir hoy...
quién sabe a quién le guste la manera en como uso la puntuación, las palabras... el alma.
quién sabe...

NATALIA RIVEROS ANZOLA

1 comentario:

Juan Daniel dijo...

A mí me encanta como usas los signos de puntuación =D Jajaja, saludos Riveritosss.

Juanda