martes, 2 de diciembre de 2008

Cuando están las ganas... pero falta el cuerpo y todo lo demás...

Debería haber más maneras de amar,
más allá de la ternura y el sexo.
Debería existir una manera más en la que pudieras amarme,
para así no notar tus manos ausentes,
tu cuerpo, tu boca, recorriendo todas las partes que me gustan.

Eres el único hombre que me ha hecho vibrar, mientras bailamos,
mientras en tus sábanas nos tocamos.
Eres el único que me conoce, el único que quiero que me haga el amor,
hasta con el silencio del después.

Te extraño tanto,
extraño esa facilidad para despertar todo dentro de mí,
para hacerme cerrar las piernas para no estallar cuando no se puede completar.
Extraño los besos con manos y con lenguas,
con abrazos, con sudor.
Extraño esa manera de cogerme el pelo mientras preguntas si me gusta.
Sí, Sí me gusta, me encanta.
Me fascina todo lo que me haces, me fascina gritar y que sientas cuando voy a terminar,
o a comenzar?

No hay nada más rico que los orgasmos que creas en mi cuerpo...
Tú me pintas, me elevas... me evaporas, me llenas de cosas hermosas.
Quiero sentirte abajo, encima, en todas partes.
Quiero hacer de todo, amarte como yo sé hacerlo, y como sé que te gusta.

No quiero rogarte. Sólo necesito que sepas que me hace falta desnudarme, desnudarte,
que las paredes se caigan y que la gente pregunte.
no me importa qué piensen... mientras les quede claro que somos dos, convirtiéndose en uno.

Natalia.

.... pensar que esto lo escribí cuando aun estabas cerca...
No hay que estar separados para extrañarse...
el amor ausente también existe... y bien de cerca.

No hay comentarios: