martes, 21 de octubre de 2008

Sin obligarme a nada, hoy te escribo

Hoy me levanté pensándote... cosa que mi cerebro se había obligado a no hacer.
Pero es que hoy simplemente tengo el corazón enredado y endeudado contigo.
Tú me escribes... me buscas... me amas... y yo he obligado al alma, al corazón,y al cuerpo a no pensarte.
Y posiblemente te pensé hoy porque ayer me di cuenta que a veces te pienso menos,
Pero a veces pienso que no le he dado la oportunidad a mi corazón de llorar,de volverse mierda, de maldecir, de hacer estupideces, de quererse morir, de no levantarse.

Estoy endulzada y aunque feliz, creo que a veces necesito llorarlo, vivirlo,entusarme, desgastarme, permitirme estar mal... sóla... completamente sola.
Y "te has ido y no soy conciente de tu ausencia", pero... cómo estarlo si he tratado de no pensarlo. Pero cada día me encuentro con cosas nuestras, tuyas y mías.y me oigo hablar y digo cosas del diccionario que inventamos...y me quedo meditabunda... pensativa... ausente... y te extraño.

Y trato de crear otros diccionarios, otros recuerdos,ya tengo otras canciones... otros recuerdos...Pero los tuyos calaron tan dentro...son tan mios... es que no tengo recuerdos sin ti mi amor...(hace mucho no te decía así, también me lo había negado.. y se me acaba de revolver todo)

Yo no sé qué pase conmigo, contigo, con nosotros,yo no te agoto como posibilidad, no podría... no
lo sé.Pero quería ser sincera por lo menos escribiéndote...Tengo el corazón endeudado...

No sé si esto lo entiendas, yo sé que no,porque yo tampoco.Tengo el corazón a la deriva...y ahora... qué voy a hacer?No sé si sumergirme en otro corazón, y a veces no me lo quiero permitir...

Necesitaba tanto sentir mariposas, calor, fuego, pasión, cariño, deseo, ternura...Y no es que esto no lo tuviera contigo...sino que estaba gastado.

Tú crees que no te pienso y que no te escribo,pero esta es una prueba que lo contradice.

Te idolatro.

NATALIA

No hay comentarios: