viernes, 27 de noviembre de 2009

Feeling...



Llega un momento en que sólo lo miras...
Lo recorres con fuerza en las pupilas...
Esperas que no se de cuenta que lo sientes cada vez que bajas la mirada... y la vuelves a subir.
Y es que lo sientes con fuerza... ha logrado eso... hacerte vibrar.
Y dices... en qué momento?
La palabra amantes cobra sentido...
Y es que se aman. Se pretenden... se consienten.
Son concientes (como hace mucho no lo eran) de querer...
Se gustan, se desean... se extrañan.
Los besos no pueden ser para nadie más.

De vez en cuando hay sólo roces...
De vez en cuando no se necesita más.
Te quieres contener, pero el vino caliente hace lo suyo...
el azúcar de la copa queda en tu boca y el la quita con su lengua.
Vuelven a jugar al cíclope.
Las manos encuentran tu cintura,
La boca encuentra todo tu cuerpo...
Y te dejas ir.. porque quieres que él te lleve y sabes que lo hará. Y te dejas ser (como hace mucho no te lo permitías)...

Y luego juegan a ser amantes, a engañarse el uno con el otro, a pretender calmar las ansias...
Y es un juego de roles,
y se esperan a las 7 para saciarse, para lamerse, para comerse.
Y esperas que él no se de cuenta que lo engañas... con él mismo.
Esperas que no se entere que esperabas que fueran las 7 para tenerlo, para olerlo... para disfrutarlo.
Son amantes de ustedes mismos... se engañan en el ardor de cada beso contenido... se engañan bien. Se salen de sí mismos para tenerse... y son amantes del otro porque no necesitan nada más... ni a nadie más.
Se quieren.

Y lo vives.

Hace poco te dijo que le habías quitado las ganas de estar solo...
Y te hace sentir hermosa... cada vez que te mira... te ve. Realmente te ve.
Y dejas de sentir que necesitas un abrazo tuyo Natalia... porque el de él... lo vale todo.

Natalia Riveros Anzola.
Feeling. Feeling... and Feeling.

martes, 17 de noviembre de 2009

lunes, 16 de noviembre de 2009

Hoy los besos son míos...
Los domingos hay a quién extrañar... más allá de la idea cursi de un domingo acompañado.
Siento, y eso es lo importante... darse permiso de sentir.se.
Entró sin anunciarse, sin pedir permiso... entró cuando el corazón estuvo lo suficientemente preparado para recibirlo...
Sigo sintiendo esa alegría de las primeras veces...
Es consentirlo, sentirlo con sentido...
Es quererlo...tenerlo...
Es sentirlo mío sin que lo sea del todo...
Es decirle más de una vez que ya no me quiero despegar de su lado...
Y ves hacia atrás y el tiempo ha sido corto...
El alma sólo se ha dejado llenar, y la mesita de noche...
esa sigue llenándose de besos... de esos besos que son sólo para mí.

Natalia Riveros Anzola

sábado, 7 de noviembre de 2009

Me encanta saber que sí... que uno sí se enamora más de una vez.

jueves, 5 de noviembre de 2009