jueves, 22 de octubre de 2009

" Recorro mis labios muy despacio para imaginar que es tu lengua y no la mía. Los recorro una y otra vez con mi lengua, que era tuya unos minutos atrás, y que es tuya ahora más que nunca, porque mientras va de un extremo al otro de esta boca que te ha prometido y te ha dicho y te ha preguntado, imagino que es la misma que me besaba con sus diecisiete músculos mientras cerraba los ojos para verte con mi piel, con mis ilusiones convertidas en certezas. Los cierro de nuevo y la siento: tu lengua de punta afilada, exploradora húmeda de todos mis rincones, que me ha enseñado la geografía de este cuerpo que no alcanzo a abarcar con los ojos, que no alcanzo a proyectar en el espejo. Este cuerpo al que le sobraban tantos pliegues, tantos escondites, tantos centímetros, hasta que llegó tu lengua para descubrirlos, para revelarlos, para darles vida.

Recorro mis labios muy despacio, primero el de arriba, luego el de abajo, hasta dibujar, completa, la "o" del deseo. Ya no es tu lengua sino la mía, que va de un extremo al otro de mi boca imaginando que es la tuya: tu boca: la que abres en cámara lenta cuando me acerco, para que mi lengua termine de abrirla y le sume mi humedad a la tuya. Tu boca: ahí guardas el premio y el castigo. La cómplice de tus labios cuando quieres asentir, cuando te entregas sin condiciones, cuando me haces creer que estoy ganando la partida. Y el látigo con el que les das forma a las palabras que cuestionan y que se quedan dando tumbos en el laberinto de mi cerebro para hacer más evidente la inutilidad de una respuesta construida a base de monosílabos inseguros. Las palabras que señalan y que lanzas como un dardo que recorre de prisa el camino que he ido sembrando con mis dudas. El látigo que contraes y que mantienes a salvo cuando sabes que el silencio hace más daño.

Tu lengua ha sido mi aliada y mi enemiga. "

Fernando Quiroz


Conocerás mis torpezas...
la cantidad de hijueputazos que doy... como si eso fuera a corregir el frío extremo o el calor que odio...
Conocerás que muchas veces preferiré cantar mientras estamos oyendo música en vivo...
Espero que comprendas que no es que me he quedado callada contigo... sino que preferí decir las cosas a viva voz...
Perdóname de antemano si a veces me quedo sin palabras... para contestar lo que dices... sé que a veces no bastará el gesto infantil que hago de acercarme y robarte un beso rápido para disimular que no sé hacer nada más...
Excúsame si no dejo andar el corazón todo de una vez...
Antes le dieron mucha cuerda y de cuando en cuando vienen recuerdos de aquella vez...
Conóceme... con todo lo malo, y todo lo bueno que tú ves.
Si algo he aprendido es a verme en tus ojos... y soy desde ese lugar... una mujer mágica. quién lo hubiera creído...
Aprendí a leerme contigo...
A entender cómo se mueven de rápido mis ojos...
A descubrir otra vez el cuerpo lleno de ganas...
y de caminar por la calle cogiéndonos las manos.
Hoy siento ese no se qué... de cuándo todo pasa tan rápido que no has tomado el primer sorbo despacio. Tenemos sed... mucha sed...
Y quiero recorrerte... y pintarte la boca... de mí.
Perdona si a veces no sé qué decir... pero a veces prefiero no decir lo que no sé sentir. Sabes que te digo todo cuanto siento... en el momento preciso.
Contigo creo en los accidentes... en las coincidencias... en el buen querer.
Quédate. Ya veremos qué páginas hay que llenar... cuántos besos tendremos que dar... cuántas canciones nos hablarán de los dos... y trataremos de no pensar en el adiós. (no sé cómo sería eso a estas alturas).

Para ti.

Natalia Riveros Anzola.

martes, 20 de octubre de 2009

El príncipe: Sabes hacer el amor?
La princesa: No, lo sé sentir

El miedo del príncipe: Perderla
El miedo de la princesa: Haberlo encontrado

El príncipe: Ven a soñar conmigo.
La princesa: Acabas de despertarme

A.B.L.
Bienvenida a mi mundo, ese que no es de plástico o papel maché...
aqui se vive, se respira y se siente en carne viva.
entra y siente el derecho a afectar mi mundo, porque aqui se hace magia... no solo trucos.

F.L.G

Lo harás?

Y si soy más que una ilusión ¿me amarás? Y ¿si mi azul envejece? Y ¿si anochece? ¿Vendrás? Y si cesa la magia ¿la inventarás? Y si huye el misterio ¿me lo dirás? Y si... cualquier cosa pasa ¿sonreirás? Y si... cualquier otra cosa sucede ¿me abrazarás?

A.B.L

...Generalmente...


Generalmente no te levantas con la piel llena de ganas...
Generalmente no te das besos con un desconocido...
Generalmente no coges su mano luego de tomarse unos tragos...
Generalmente no se te acaban las palabras de cariño tan rápido con esa persona...
Generalmente no dejas que te vea derrumbada...
Generalmente la primera vez no es excelente...
Generalmente no sientes que lo conocieras... de antes...
Generalmente la historia no tiene un tinte tan peliculesco...
Generalmente las despedidas no duran más de una hora...
Generalmente no estás a punto de venirte solo con sentirlo...
Generalmente no susurras ni besas canciones...
Generalmente un abrazo es sólo un abrazo, y no una excelente bienvenida...
Generalmente no crees posible poder enamorarte tan rápido...
Generalmente no tienes tanta historia en menos de tres semanas...
Generalmente no encuentras a alguien que de dos vueltas al nudito de sus zapatos...


(continuará...)

lunes, 12 de octubre de 2009



Puede que te quiera secuestrar... y después te quiera torturar, no sé...
Puede que te quiera lastimar... y después te quiera esconder.
Puede que sólo te quiera provocar... tocar...
Puede que te invite sólo a tomar café...
Puede que sólo te quiera querer...

domingo, 11 de octubre de 2009

¿Eres real?

-No quiero volver a creer que dos... es un número impar.