viernes, 28 de febrero de 2014

No lo menciones

No te olvido.

He querido hacerlo. Día tras día.
Pero no te olvido. No puedo.

Y esto va más allá de una carta con apuros.
Uno no olvida lo que más ha querido. Lo añorado. Lo amado.

No sé si moriremos de viejos. Si volveré a tener mi sala llena de tus bombas en mi cumpleaños. No sé si compraremos una casa grande y vieja. No sé si compraremos algo para los dos. Pero no te olvido.

Ni tus torpezas (alicientes del corazón), ni tus ojos crespos, ni tu bondad.
No olvido las charlas. Los besos. El sexo.
No olvido las letras para ti (aunque a veces se demoren en llegar). No olvido el vino contigo, ni venirme contigo. No te escapas del todo.

El corazón con fugas. Figuras raras. Dolor contenido.

No te olvido. Siempre que pienso en tí, sonrío.


N.

No hay comentarios: