miércoles, 6 de marzo de 2013

Por él.

¿Contra qué fantasma me enfrento?

Contra uno de ojos crespos.

¿Eran claros sus ojos?

No, crespos.

¿Y cada cuánto se veían?

No importaba realmente el cada cuánto. Sabíamos que así no pudiéramos vernos, siempre queríamos vernos. Sentirnos cerca.

¿Y qué pasó?

Mucho peso. De él.

¿Y a qué lugares iban?

A lugares nuevos. Él sabía que yo no conocía muchas partes. Que siempre iba a a lo mismo.
Él siempre me sorprendía.

¿Sabes? Ha sido el único que le ha interesado enamorarme.

¿Y qué tenías con él?

Felicidad. Podía ser. Tranquilidad.

¿Y por qué es que no están juntos?

Por él.

No hay comentarios: