Inflexión I

...
Siempre me pregunto por ti. Por los dos.
Por entender por qué el corazón decidió seguir suelto, andando, bailando... sin ti.
Te colaste por todos mis lados, tratados, zapatos.
Me diste dos nudos y me abracé para siempre en ti. O tú en mí.
Ya perdí noción.

Natalia Riveros Anzola

Comentarios

Entradas populares