lunes, 27 de febrero de 2012

Carta de nada

Nos hiciste quedarnos sin el otro.
En tu camino largo quedé en medio...
La felicidad se quebró.
Se quebraron las tildes, las manos, el peso.
Se quebraron estas letras que salen de vez en cuando a hurtadillas...

Te dejo esta carta de nada. Porque la otra no sé todavía cómo empezarla.

Natalia Riveros A.

No hay comentarios: