miércoles, 4 de enero de 2012

-- Y nos quedamos con una promesa tácita de volver --

(o así lo entiende este corazón)

No hay comentarios: