lunes, 25 de julio de 2011

De aquellos desencuentros encontrados...

El corazón lleno de miedo.
La vida vacía de todo. Hasta de mí.
Llenas las memorias de olvidos. Vacíos los olvidos de todo.
Todo es lo que estorba y lo que harta.
Una vida entera de lodo, mariposas empantanadas y ramas marchitas.
Una vida entera sin infancia.
Una vida llena de recuerdos de otros.

No te vayas.
No sabría qué hacer sin ti.

No hay comentarios: