jueves, 9 de diciembre de 2010

En mi lado de tu cama


Dicen que en la cama no hay lados... Eso dicen los que dicen saber.
Pero tú y yo que no nos vangloriamos de cuánto sabemos... Entendemos que lo mío es el lado derecho de tu cuerpo y lo tuyo es el lado izquierdo del mío. Así lo entendemos.
Es así como nos acostamos llenos de ropa o llenos de desnudez.
Así es como somos.

Alguna vez traté de dormir en tu lado. No pude. Tu cama ya conoce cuantas cosas me gustan y en cuantas otras no me acomodo. Pero debo decirlo, contigo es difícil no acomodarme. Tú pones algo tuyo en mí y se acopla de manera sutil, rápida y calientita. Nos acomodamos. Sabes dónde me gusta estar y cómo me gusta bailar.

Y hoy quiero que bailemos muy cerca. Te invito.

No hay comentarios: