domingo, 26 de septiembre de 2010

Constantemente se preguntan qué pasó.
O mas bien, por qué nada pasó.
Tampoco es que tengan muchas preguntas certeras... o inteligentes... o medianamente interesantes.

No hay comentarios: