sábado, 28 de agosto de 2010

El pasado contamina mucho del presente nuestro.
Y este presente nuestro contaminará otros días en los que ni tú ni yo estemos.

No hay comentarios: