domingo, 24 de enero de 2010

Un día a la vez...


Me gusta la isla que hay en ti, la isla que eres y el son que te rodea...
Me gusta la idea y sobre todo, disfruto lo que somos... juntos.
Eres conmigo y soy contigo y creo que ahí está el secreto...
La comodidad de tu cuerpo con el mío, el calor correcto y la piel con ganas.
La franqueza.
La ternura.
Descubrirnos niños.
El ingenio.
La magia.
Sobre todo... la curiosidad.
Eso de hacer lo posible por no desgastarnos... sino gastarnos los besos del día para volver por más el día siguiente...
Algo está claro, nos hemos vivido, bebido, amado, un día a la vez.
Nos hemos encontrado, buscado y amado, un día a la vez.
Nos sentimos, bailamos y escribimos, todo un día a la vez...
Y así eres, mi isla... mi parada, mi encuentro azúl.
Eres. Y por eso me gustas. Porque eres.
Eres cuanto amo y cuanto quiero contar... Eres el cuento que quiero contar.
Y quiero que un día a la vez, me sigas leyendo en el color con el que me conociste,
y la escritura sea ahora a dos corazones (como lo viene siendo hace rato),
y te mojes de son y de vida,
y encuentres en mi cuerpo los instrumentos que necesites para vivirla,
saborea,
muerde,
camina... a mi lado.
Que yo me quiero quedar al lado tuyo, un día a la vez, pero muchos días.

Para ti... mi isla, mi son... mi momento.

No hay comentarios: