lunes, 16 de noviembre de 2009

Hoy los besos son míos...
Los domingos hay a quién extrañar... más allá de la idea cursi de un domingo acompañado.
Siento, y eso es lo importante... darse permiso de sentir.se.
Entró sin anunciarse, sin pedir permiso... entró cuando el corazón estuvo lo suficientemente preparado para recibirlo...
Sigo sintiendo esa alegría de las primeras veces...
Es consentirlo, sentirlo con sentido...
Es quererlo...tenerlo...
Es sentirlo mío sin que lo sea del todo...
Es decirle más de una vez que ya no me quiero despegar de su lado...
Y ves hacia atrás y el tiempo ha sido corto...
El alma sólo se ha dejado llenar, y la mesita de noche...
esa sigue llenándose de besos... de esos besos que son sólo para mí.

Natalia Riveros Anzola

No hay comentarios: